Los niños son ejemplo en la Cumbre del Clima

Por: María Clara Valencia

Madrid, España.

Los niños y jóvenes están haciendo escuchar sus voces a su manera en la cumbre del clima de Madrid. Cientos de periodistas intentan seguirle los pasos a Greta Thunberg y captar cualquier frase que les ayude para titular, pero así no es el juego… Distintos niños y niñas y no solo están reclamando protagonismo en el evento ambiental. Greta, mientras hace un llamado a la humanidad para que se atienda la emergencia climática como la emergencia que es, también les ha cedido la voz a pequeños de Latinoamérica, África y Asia y ha usado su protagonismo para llamar la atención sobre la necesidad de escuchar a los jóvenes y a los pueblos originarios que han sido históricamente silenciados. Muchos periodistas insisten en centrar la atención en ella, pero el juego continúa y también el esfuerzo porque se escuche, más allá de la sola imagen de Greta, su mensaje urgente sobre la necesidad de detener el cambio climático.

Los niños y niñas circulan entre los corredores buscando que su voz se escuche y escuchar. Por eso se han creado espacios para ellos en los sectores alternos de las ONG, para que jugando exploren sobre la situación del planeta. Con actividades, concursos y vídeos, ellos parecen estar mucho más atentos que los representantes de los países, quienes este año no han mostrado avances significativos en las negociaciones. Los niños, por el contrario, si están pensando en cómo llevar el mensaje y en cómo actuar sin más dilación.

Hector Yucuna, joven indígena de la Amazonia colombiana comparte conocimientos con niños de Madrid. Créditos: María Clara Valencia. 

Es el caso de Lucia y Juan Diego, dos niños madrileños de 11 y 7 años, respectivamente, que además de acoger en su casa a un activista ambiental durante el encuentro, andan recorriendo los stands, escuchando charlas y enterándose de cosas que son nuevas para ellos. “Yo no sabía que las mujeres de la selva tienen problemas y que necesitan nuestra ayuda. Ahora le voy a contar a mis amigos”, dice Lucía.  Juan Diego, por su parte, habla de la importancia de marchar y de manifestarse, como lo hizo el pasado viernes 6 de diciembre junto con su familia en la gran marcha del clima que se llevó a cabo en la ciudad, para decir que el cambio climático le preocupa y que es un problema serio.

Lucía y Juan Diego están listos para contarle a todos sobre la crisis climática. Créditos: María Clara Valencia. 

Alexandria Villaseñor vino desde Nueva York. Ella hace parte del movimiento juvenil ‘Viernes por el futuro’ que reúne a miles de jóvenes de todo el mundo cada semana a protestar contra la falta de acción ante la crisis climática. “Llevo un año protestando. Los jóvenes del mundo se están tomando las calles mientras los gobiernos continúan destruyendo nuestro futuro”, dice.

Licypriya Kangujam, de 8 años, considerada una de las activistas ambientales más jóvenes del mundo, llegó desde la India para vigilar a los negociadores y manifestarse porque los líderes mundiales están centrados en pelear entre ellos y no en buscar soluciones a largo plazo para proteger el medio ambiente. Enfatiza en la cantidad de dinero que se está gastando en las guerras en vez de dedicarlo a salvar el planeta. “Millones de personas están sembrando árboles para salvar el planeta, pero algunos están destruyendo este lugar hermoso, nuestro futuro y las esperanzas y sueños de miles de niños como yo… exigimos acción”, destaca.

Por los mismos corredores, los jóvenes de distintas nacionalidades discuten alternativas para resolver la crisis climática. Naira Rojas, de México, vino a compartir su experiencia como promotora forestal comunitaria. “Estamos en proceso de empoderamiento, queremos conservar nuestros hermosos paisajes. Estamos trabajando con la hoja de pino y en el cuidado del suelo para evitar la degradación”, comenta a la vez que alerta sobre la pérdida de diversidad de las plantas medicinales debido al aumento de la temperatura.

Desde Colombia, Héctor, de 25 años, proveniente de la comunidad indígena amazónica Yucuna, viajó para denunciar los asesinatos a los que están enfrentados indígenas y demás líderes sociales y ambientales en el país. Mas de 200 indígenas han sido asesinados en Colombia desde 2016, de ellos unos 136 sucedieron en el último año y medio, durante el gobierno del presidente Iván Duque.

 

Créditos: Viernes por el Futuro

“No Tenemos el territorio para crecer y aportar con proyectos productivos. Somos líderes, pero nos están criminalizando y nuestros derechos están siendo violentados hoy. Nuestros líderes y lideresas están siendo asesinados, por eso queremos que escuchen a los jóvenes indígenas”, dice Héctor en un evento organizado por la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (Coica). Para hacerle frente a las crisis actual, destaca las iniciativas de formación que están sucediendo en la amazonia, como a la escuela de formación política de la Organización de los Pueblos Indígenas de la Amazonia Colombiana (Opiac) que les permite a los jóvenes de distintas comunidades fortalecer los conocimientos y lenguas propias del territorio, la formas de conservación indígenas y explorar los caminos ancestrales.

Mientras conversamos, las plumas en su cabeza del traje tradicional que lleva llaman la atención de unos niños madrileños que no tienen problema en hacer preguntas y que se acercan a escuchar con atención y sorpresa… así entre Héctor y los madrileños se crean intercambios de saberes que acercan la selva y la ciudad. Ambos aprenden… 

 

WhatsApp Image 2019-12-12 at 11.59.25 AM.jpeg
Licypriya Kangujam, de 8 años, considerada una de las activistas ambientales más jóvenes del mundo, junto con el secretario general de las Naciones Unidas Antonio Guterres. 

 

El viernes 13 de diciembre niños y jóvenes de todo el mundo se reunirán de nuevo para llamar la atención sobre la crisis climática. Se tomarán el centro de Madrid y la entrada de la cumbre climática con la esperanza de ser escuchados en el último día de negociaciones.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *