Afrodisiacos y Biodiversidad

Por: Nathalia Arnedo.

“Ey, compa, dame un cóctel ahí con todo, que quede bien potente’’.

Esta es una de las peticiones más escuchadas por los vendedores de cocteles y cebiche que se desplazan por las playas de Cartagena.

Un cóctel contiene camarón, caracol, calamar y pulpo, mezclado con ajo, cebolla y bastante picante para poder crear una “bomba erótica’’ que, según las creencias, explota el apetito sexual de quien lo ingiere.

Los afrodisíacos son alimentos que ayudan a aumentar del deseo y el rendimiento sexual de las personas. En el caribe colombiano no solo son muy apetecidos, sino que es de sus mares de donde salen muchas de las especies con las que se preparan.

La médica nutrióloga y acupunturista Aurelina Sueros explica que los mariscos especialmente aquellos crustáceos que tienen cáscara o concha, como la ostras, contienen una serie de nutrientes como el zinc, vitaminas como el complejo B y la B12 que mejoran el metabolismo y pueden mejorar toda la función hormonal, especialmente en los varones,  debido a que el zinc es mineral fundamental para la creación de testosterona y estrógenos, necesarios para el buen desarrollo de los órganos reproductores, el buen funcionamiento de la próstata y la producción de esperma.

El nombre afrodisíaco se deriva de Afrodita la diosa del sexo, la lujuria y el deseo, que según la mitología griega emergió del mar luego de que los genitales de su padre, Zeus (según algunas versiones), fueran arrojados ahí.

Los hombres cartageneros que quieren potenciar su deseo sexual usualmente consumen rápidamente dos ostras crudas. Así, el erotismo no llega solo con las propiedades del alimento: muchos hombres dicen que el solo acto de sorber la ostra despierta el erotismo porque ven una similitud con los genitales femeninos y el sexo oral.

Pero si el buen sexo dependiera de los afrodisíacos podría estar en riesgo porque los mares se encuentran ahogados en basuras, los mariscos podrían escasear por el deterioro de su ecosistema y por la manera en que se pescan, que es la pesca arrastre.

Según una investigación realizada por Consejo Superior de investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Barcelona, el impacto de la pesca arrastre ha alterado la sedimentación natural y ha suavizado y simplificado el relieve de los fondos marinos, limitando el número de especies que viven allí.

Señalan que el problema de la pesca de arrastre a grandes profundidades es que las especies que viven en los fondos tienen unos ciclos de vida muy lentos y si se sobreexplotan  es muy complicado que se puedan recuperar o incluso podría sería imposible que lo hagan. Entre esas especies se encuentran el camarón y el pulpo, lo que podría provocar su extinción.

Cuando alguien disfruta el sabor y el efecto de lestas bombas eróticas sabe que es el inicio de un espléndido momento, pero ¿qué pasaría si la próxima vez que quiera recurrir a los poderes de Afrodita, tenga que probar de Zeus y lanzar sus propios genitales al mar, porque ya no existan especies como el pulpo y el camarón que le ayuden a potenciar la experiencia?

Fotos: Pixabay

2 thoughts on “Afrodisiacos y Biodiversidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *