¡Socorro! La carretera se convierte en río

Por: Aura Coba. 

Si alguna vez alguien le dice que Cartagena de Indias no tiene ríos, no lo crea. Porque en Cartagena de Indias sí hay ríos, o ,mejor dicho, hay carreteras que se convierten en ríos cuando llegan las lluvias.

Un claro ejemplo es la vía que va desde el barrio Nelson Mandela (en el sur de Cartagena), cruzando El Socorro, y finaliza en San Pedro, la cual sufre de inundaciones durante las temporadas de lluvia. El barrio El Socorro es el mayor afectado.

A pesar de que El Socorro tiene un sistema de desagüe, compuesto por tres canales – Uno que divide el plan 554 con la zona dónde está el estadio de softbol; otra que va desde el plan 332ª, pasa por el plan 250, hasta el plan 500ª, y finalmente por el colegio Ana María Otero pasa un tercer canal que se empalma junto con los otros dos frente a la biblioteca distrital -, incluso en tiempos de sequía, no consigue salvaguardar a los habitantes del barrio de las inundaciones.

“El agua se desborda al punto que no se distingue lo que es la carretera, la vía peatonal y la cuneta” – dice Mabel Periñan, habitante del barrio el Socorro, perteneciente al plan 250A.

“Ya nosotros estamos acostumbrados a las inundaciones, por ejemplo que uno llega de trabajar a su casa a las 12 del mediodía y salir a las 2 y como caiga un aguacero no puede salir, toca perder el mediodía de trabajo (…) es un río en el cual se han visto muchos percances” – cuenta Armando Aguilar, habitante del plan 500A en el barrio El Socorro.

Sobre este río no navegan barcos, ni piraguas, sino sillas, colchones, carros, taxis, hasta un camión de bomberos quedó atrapado en medio de una inundación durante Septiembre de 2014.

Fotografía: Aura Coba
Fotografía: Aura Coba

A este río lo acompañan las obras inconclusas que afectan a gran escala el problema de las inundaciones. El ejemplo más diciente es el famoso “puente tarima”, obra que lleva más de 10 años abandonada, a pesar de que por ella se han pagado más de 2.500 millones de pesos, según cifras de la Secretaría de Hacienda.

“Ampliaron en San Pedro en una altura, pero al empalmar al de El Socorro con el de San Pedro hay un desnivel. El de El Socorro quedó por debajo, entonces esas aguas cuando se acaban las lluvias quedan estancadas ahí, creando verdín, mosquitos y todo lo antihigiénico que puedas imaginar. A pesar de que en la biblioteca queda la alcaldía menor de la localidad eso sigue igual, ni los alcaldes ni los ediles de la localidad han podido solucionar ese problema” – comenta el líder comunal, Calixto Salcedo.

Agrega, además, que “esa problemática a quién más afecta es a los estudiantes del colegio Emiliano Alcalá, que se inunda con frecuencia. A los alumnos tienen que sacarlos por la parte de atrás”, relata.

Una habitante de este sector, conocido como “Techo Rojo” cuenta que cuando llueve “inmediatamente hay que quitar los carros porque el agua es tan fuerte que arrastra con ellos”.

Fotografía: Orlando Sarmiento
Fotografía: Orlando Sarmiento

Basura que se devuelve

Escritorios, electrodomésticos, perros muertos, basura y árboles se suman a los objetos que navegan por las calles en época de lluvia. La gente echa basura ahí y por eso se tapa y provoca inundaciones.

Otra habitante comenta que algunos vecinos tienen “la mala costumbre de colocar basuras en las esquinas el día en que no pasa el camión recolector entonces si llueve todas esas basuras se van en la cuneta”; asegura que en toda la esquina de su casa hay un basurero satélite en donde se pueden encontrar toda clase de basuras, zapatos por ejemplo, y que cuando llegan los recicladores echan todos esos objetos en la cuneta, atrayendo roedores. Hasta culebras han aparecido ahí.

Fotografía: Orlando Sarmiento
Fotografía: Orlando Sarmiento

Ahora que se aproximan las lluvias, El Socorro está necesitando socorro

Octubre es uno de los meses más lluviosos del año. Para los departamentos del Magdalena, Atlántico, Cesar, Bolívar y Sucre las lluvias se incrementan con valores entre los 150 y los 300 milímetros, según pronósticos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM).

No se sabe bien cuál es el futuro de El Socorro. Los habitantes esperan que el actual gobierno solucione el problema de los desagües, ampliando las cunetas y convirtiendo el “puente tarima” en un puente de verdad, por el que puedan transitar tanto peatones como vehículos sin miedo a una posible inundación. Pero mientras esperan no se pueden quedar quietos porque la principal responsabilidad recae sobre ellos mismos. Acabar con los basureros satélite y estar atentos el día que pase el camión recolector para sacar la basura será en definitiva lo que garantice que los residuos no regresen a las casas colados entre las corrientes de agua.

Foto:Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *